GLADIADORES: REALIDAD Y FICCIÓN

GLADIADORES, MITO Y REALIDAD

De  Fernando Lillo Redonet.

Ilustraciones de  Sandra Delgado

Ed.Evohé. 2011

A un libro siempre que lo abrimos le exigimos que nos sorprenda. ¿Es posible sorprender hoy al lector con un libro sobre gladiadores?

Las pasiones y los placeres son los mismos hoy que en el mundo clásico. La historia y los distintos cambios sociales han ido transformando el envoltorio, la retórica, pero la esencia no ha variado ni un ápice.

Este librito,  además de ser una joya, nos regala unas cuantas sorpresas.

Pone en solfa la imagen del gladiador que se había instalado, inamovible, en el imaginario colectivo como paradigma de la crueldad y el sadismo.

Pone a disposición del lector todo lo que hasta hoy se ha investigado sobre el mundo de los gladiadores sin agobiarnos, con rigor y amenidad. Y lo que no es fácil, sin asomo de pedante erudición.

Hay un empeño claro de actualización científica y de sistematización de varios aspectos de la actividad gladiatoria que aparecían deslavazados, de situar un hecho capital del mundo antiguo en su contexto para entenderlo en toda su rica realidad.

La imagen del gladiador visualmente impacta, estremece la mayoría de las veces, e intelectualmente inquieta, perturba, incomoda incluso. Una perita en dulce para cualquier guionista que necesite con urgencia un personaje que asegure un éxito inmediato.

Pero esta imagen sin referentes culturales se agota en sí misma, se vuelve estéticamente improductiva, vacía, se transforma en caricatura, se deforma hasta el punto de perder su significado y su carga simbólica, su sentido,  hasta convertir el espectáculo de gladiadores  en un “placer culpable”.

LEER MÁS: GLADIADORES, MITO Y REALIDAD

 

TALLER DE GLADIADORES 

 

Os comentarios están pechados.